martes, 7 de diciembre de 2010

¿Eres víctima de bossing en tu lugar de trabajo?

Estamos terminando el año escolar, se escucha en conversaciones de pasillo, en la casa, en la calle,  sobre el estado en que se llega a esta etapa del año (cansancio, fatiga, desazón, malhumor, estres, contracturas, etc.).
Muchas veces tiene que ver con las excesivas exigencias a las que nos sometemos "voluntariamente"  (porque el sentido de responsabilidad está implantado en  nuestro ser) o "involuntariamente" por demandas efectuadas por nuestros superiores ( las cuales bajan sin explicaciones ni sentido aparente, en muchos casos, generando de esta manera descontento), pero también puede deberse a que a estas exigencias se le suma un ambiente laboral hostil .
Si durante este año en tu trabajo has vivido algunas de estas situaciones de parte de tus superiores :
  • §gritos, avasallamiento o insultos cuando está sola o en presencia de otras personas
  • §  amenazas de manera continuada o coacciones.
  • §  criticas continuas a tu trabajo, tus ideas, tus propuestas, tus soluciones, etc.
  • §  un control malintencionado de tu trabajo con vistas a atacarte o a encontrarte faltas o formas de acusarte de algo.
  • §  fuiste ignorado (te hicieron el vacio) o excluido, hablando sólo a una tercera persona presente, simulando tu no existencia («ninguneándote») o tu no presencia física en la reuniones a las que asistes («como si fueses invisible»).
  • §  fuiste difamado, extendiendo por la escuela rumores maliciosos o calumniosos que menoscaban tu reputación, tu imagen o tu profesionalidad  o se filtro información que es confidencial y que solo la manejan tus superiores.
  • §  Tu esfuerzo no es valorado en absoluto 
  • §  te brindan un trato de una manera diferente o discriminatoria, con medidas exclusivas contra ti, con visitas permanente a tu lugar de trabajo y  estigmatizacion  ante otros compañeros o jefes (excluirte, discriminarte, tratar tu caso de forma diferente).
  • §  hubo quite de  responsabilidad clave, ofreciéndote a cambio tareas rutinarias, sin interés o incluso ningún trabajo que realizar («hasta que se aburra y no moleste»)  
  • §  bloqueo del desarrollo en la carrera profesional, limitando, retrasando o entorpeciendo el acceso a  promociones, cursos o seminarios de capacitación.(muchas veces la información aparece despues en la sala de maestros cuando el grupo de élite ya se inscribió) 
  • §  ignoraron  tus éxitos profesionales o los atribuyeron maliciosamente a otras personas o a elementos ajenos, como la casualidad, la suerte,  etc.
  • §  retuvieron información crucial para tu trabajo o manipularon la misma  para inducirte a error en tu desempeño laboral, y acusandote después de negligencia o faltas profesionales.
  • §  te impidieron  cualquier toma de decisión o iniciativa personal en el marco de tus responsabilidades y atribuciones.
  • §  ridiculizaron tu trabajo, tus ideas o los resultados obtenidos ante los demás trabajadores, caricaturizándote o parodiándote.
  • §  hubo invasión a tu privacidad  revisando tus documentos, armarios, cajones, etc. robo, destrucción o sustracción de  elementos clave para tu trabajo.
  • §  Ataque de tus  convicciones personales, ideología o religión.
  • §  Incentivación a otros compañeros a participar en cualquiera de las acciones anteriores mediante la persuasión, la coacción o el abuso de autoridad.


Podrías estar en presencia de acoso laboral, teniendo en cuenta que :
“Se entiende por acoso u hostigamiento psicológico en el trabajo el comportamiento hostil que atente, ofende, humilla, atemoriza de forma sistemática la integridad física y psíquica llevada acabo por una o varias personas hacia una tercera, la victima”.

Una variante del mobbing -acoso laboral infligido por los compañeros de trabajo- es el bossing, sufrimiento psicológico al que es sometido el trabajador por parte de su(s) jefe(s).
Puede ser que tu superior sea el típico ogro, incompetente o maniático, pero que a pesar de sus actitudes negativas es aún soportable. Sin embargo, si sus actitudes llegan a límites hostiles e intimidatorios, entonces es probable que seas una víctima del bossing.
La agresión puede ser realizada de forma directa o pasiva. Esta última es la peor y la más común porque muchos docentes  llegan a aceptarla como parte “normal” de su trabajo .
Pero en realidad esta situación es un abuso y maltrato que si se permite que continúe puede llegar a enfermarte emocional y físicamente, hasta el punto de dejarte imposibilitado de trabajar. Muchas veces se trata de que  el objetivo de los agresores es que pidas traslado o renuncies.  Te quieren fuera de la escuela, eres una amenaza para su reinado . 
Esta es una situación muy difícil de enfrentar. En el caso del mobbing (de una agresión por parte de los compañeros de trabajo) aunque también es una situación que se torna traumante puedes enfrentarte con el agresor. Pero en el caso que el agresor es el jefe, ¿cómo se hace para enfrentarlo ? 
 Las consecuencias psicológicas no sólo te pueden afectar a ti, sino que también, casi indefectiblemente, afectará a tu entorno más próximo. 

¿Cómo diferenciar el bossing?
·         El bossing es llevado a cabo por el empleador, jefe o superior directo.
·         Debe haber una exposición continuada a una actuación negativa  al menos un vez cada semana , durante un periodo  mínimo de seis meses,

El entorno
La respuesta del entorno laboral será la que determinará la resolución rápida del acoso o bién su implantación permanente, con el consiguiente daño en la salud del acosado. Por tanto, el entorno es un elemento básico en el desarrollo o en la resolución del acoso laboral. Los cómplices son los que magnifican las consecuencias de la conducta arbitraria, al permitir las decisiones ilegales e inmorales del causante del acoso: "se le deja hacer".

Tu superior jerárquico  “El  acosador”
El fin último del acosador es el asesinato psicológico de la víctima, y el motivo principal encubrir la propia mediocridad, todo ello debido al miedo y la inseguridad que experimentan los acosadores hacia sus propias carreras profesionales. De este modo se puede desviar la atención o desvirtuar las situaciones de riesgo para ellos, haciendo de las víctimas verdaderos chivos expiatorios de las escuelas. La presencia de la víctima en el lugar de trabajo desencadena, debido a sus características diferenciales, una serie de reacciones inconscientes, causadas por los problemas psicológicos previos que presentan los hostigadores. El temor procede de la amenaza  que "supone" para éstos el conocimiento por parte de la víctima de situaciones irregulares, ilegales o de fraudes.
Es frecuente la actuación de los acosadores en grupos o bandas de acoso, y los actos de hostigamiento suelen ser, como se ha visto, gritos, insultos, reprensiones constantes, humillaciones, falsas acusaciones, obstaculizaciones, bromitas, apodos... 
La exposición a estas conductas de hostigamiento reales y observables no es algo casual sino plenamente causal o intencional puesto que quien acosa intenta, con mayor o menor consciencia de ello, un daño o perjuicio para quien resulta ser el blanco de esos ataques, muy especialmente el amilanamiento y la quiebra de su resistencia psicológica a medio plazo. Todo proceso de acoso psicológico en el trabajo tiene como objetivo intimidar, reducir, aplanar, apocar, amedrentar y consumir emocional e intelectualmente a la víctima, con vistas a anularla, someterla o eliminarla de la organización, que es el medio a través del cual el acosador canaliza y satisface una serie de impulsos y tendencias psicopáticas.
No es infrecuente encontrar (aunque no es siempre el caso) que esa necesidad insaciable de agredir, controlar y destruir que suelen presentar los hostigadores, procede de una serie de tendencias psicopatológicas o de personalidades mórbidas o premórbidas. Estas psicopatías corresponden a autopromotores aberrantes, maquiavélicos, narcisistas o paranoides, que aprovechan la situación que les brindan los entornos más o menos turbulentos o desrregulados de las modernas organizaciones para cebarse sobre sus vícimas.
Con todo, los agresores abusan y se prevalen corrientemente de su posición de poder jerárquico formal, pero del mismo modo recurren a su poder de tipo informal (los poderes fácticos) dentro de la organización para remediar sus frustraciones a través de la violencia psicológica sobre otros, compensar sus complejos o dar rienda suelta a sus tendencias más agresivas y antisociales.


Si algo de esto esta presente en tu vida laboral , el  primer paso es reconocerlo para poder actuar posteriormente. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario